Páginas

20.9.14

Ese viaje


   Las semanas pasan y tonos fríos cubren el ambiente enterrando los caudales luminosos que hubo en días pasados.
 El sonido de las aves armonizan los recuerdos de momentos que ya son pasado.
Un futuro en vista, un lugar no alcanzado, una lluvia de ideas y una mano que da abrigo.
No esperar demasiado o esperar lo esperado...

No es imposible conseguir lo que uno siempre ha anhelado.
No es anhelado lo que vendrá; será mejor, será el sueño.
Los sueños son los que abarcan nuestra mente.
Y nunca tenemos nuestra mente en blanco,
son cosechas que crecen desde la infancia, cambiando su forma.
Retornar a ese punto termina por ser el objetivo único.
Ese objetivo que buscamos mirando al futuro, sin mirar atrás.

Y mientras tanto... viajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario