Páginas

12.9.13

Temeroso aroma a sed


    Culminó la visita sin vocales. Parpadeó segundos de temida soledad. Se evaporó en la noche susurrante. Contagió mi vida de aura sofocante. No lo desgarró mi imaginación, me lo regaló un astro desafilado que, rotando por los universos, se golpeó el alma con notas de esa cálida y templada música que tú haces. La elaboras con tu presencia... Aportas a mi cuerpo miles de tonalidades que me exploran el ser, mas no hallo la forma de hacertelo saber. ¿Cómo podría yo entregarte, apenas, una pequeña porción de lo que me haces sentir?. Me gusta tanto la manera en que palpas las constantes de lo que llamamos vida...

    Es diferente y lejano, y de una amabilidad desconcertante... Se me enreda entre el pecho y la razón a mayor número de veces en que lo intento desatar. Es una catástrofe su vida, su aroma a sed y su perpetua aprensión a beber. ¿Por qué? Yo quiero recortar los miedos que me enamoran al visitar los pasos que cautelosamente da. Onduladas vibraciones, la tierra que me presta para morir. Tras las paredes parece escuchar mi débil latir. Golpea la última nota bajo el suelo húmedo donde los entes vuelven a nacer.


                                                                         Licencia Creative Commons

3.9.13

Huir


Saltas

queriendo escapar.

Saltas

huyendo de lo real.

Saltas

ocultándote.

Despegas  los pies
                   alzas.
mas no te

desde ese suelo;

sin saber, (lo abrazas)

                                Silencio
                           
                                                   Silencio

No entiendes 

el desastre,

gritando sin voz

a tus extremidades.

Diluvios,

incoherencias;

saltos de un pez

creado en tierra.

Y vuelve,

Y vuelve,

Y vuelve

                                      el silencio...

Mi voz es muda

en tu universo.




                                                                     Licencia Creative Commons


                                     

2.9.13

Desvío

Son las flores

que al viento lanzas

las grietas 

que destruyen mi casa.


Las corrientes externas

diluyen el fuego

quebrantando la razón

de los segundos de antaño.


Armonías

que son mi paz

y mi desconsuelo.


Siendo tan tuyo

este verano,

siento tan mío

este frío invierno.


Licencia Creative Commons

1.9.13

Agua clara




Me dejaría beber

por tus ojos;

agua clara

de mi insomnio.


Me dejaría llevar

de tu mano,

arrastrando el corazón.


Desearía ser canción tuya,

cual entonas cada día,

sentir la brisa pasar

ahogado en dulces anhelos.


Amaría ser sentido tuyo

en los sueños únicos;

mi vida un dulce amparo

acomodada en tu abrazo.



Licencia Creative Commons